Refugio y Asilo Político

¿Qué es el asilo?
Refugio y Asilo Político

Las personas que están siendo o han sido perseguidas a causa de su raza, religión, nacionalidad, opinión política, o participación en algún grupo social específico, pueden ser elegibles para solicitar el asilo en los Estados Unidos. Por dos siglos, los Estados Unidos ha dado refugio a tales personas así como las que huyen de calamidades nacionales como el genocidio o un desastre catastrófico. Si usted está huyendo de la persecución por uno de los motivos enumerados, contáctenos para programar una consulta. Los abogados de Millar & Hayes trabajan casos de asilo basados en los criterios mencionados.

La Sección 208 de la Ley de Inmigración y Naturalización

La Sección 208 de la Ley de Inmigración y Naturalización provee que un extranjero que esté físicamente presente en los Estados Unidos, o en una frontera o punto de entrada, puede solicitar y ser concedido el asilo si el Procurador General determina que tal extranjero es un refugiado bajo la ley.

La Ley de Inmigración define al refugiado como cualquier persona que esté fuera del país de su nacionalidad o, en el caso de una persona que no tiene nacionalidad, esté fuera del país en el que tal persona residió habitualmente, y quién es incapaz de o no quiere volver al país, y es incapaz de o no quiere usar la protección de ese país debido a la persecución o un “miedo creíble” (inglés: “credible fear”) de persecución por causa de su raza, religión, nacionalidad, afiliación a un grupo social particular, u opinión política.

El Procurador General no deportará a un extranjero a su país si determina que la vida o libertad de tal extranjero será amenazada en tal país por causa de su raza, religión, nacionalidad, afiliación a un grupo social particular, u opinión política.

El “miedo creíble”

Para demostrar un “miedo creíble” de persecución, el/la extranjero(a) debe mostrar que:

(1) Posee una creencia o característica que un perseguidor busca eliminar en otros por medio del castigo de alguna clase;
(2) El perseguidor ya es consciente, o podría ser consciente de que usted posee esta creencia o característica;
(3) El perseguidor tiene la capacidad de castigarle a usted; y
(4) El perseguidor tiene la inclinación por castigarle a usted.

Además, el Gobierno del país debe infligir la persecución, a menos que el Gobierno es incapaz de o poco dispuesto a ofrecer protección contra la persecución a las manos de otros grupos. Igualmente, un miedo creíble de persecución incluye los elementos subjetivos y objetivos, y la persecución debe ser basada en una de los cinco criterios anteriormente mencionados.

El/la extranjero(a) tiene la carga de la prueba de la persecución. Sin embargo, las cortes comprenden que una persona que huye de su país no siempre puede llevar la evidencia necesaria para probar su caso. Por eso el propio testimonio creíble de un(a) extranjero(a) apoyado por la evidencia general de las condiciones en su país puede ser suficiente.

Aun cuando un(a) extranjero(a) establezca que hay un miedo creíble de persecución, el asilo todavía puede denegarse debido a una barra estatutaria o a la discreción. Por ejemplo, un extranjero que se ha establecido en un tercer país antes de entrar en los Estados Unidos no es elegible para el asilo. Esto significa que el extranjero ha sido ofrecido la residencia, ciudadanía, u otra forma de residencia permanente en otro país y viajó a y entró en ese país como consecuencia de su huida de la persecución.

Igualmente, si un extranjero ha perseguido a otras personas, es un riesgo de seguridad, o se ha declarado culpable de un delito grave que constituiría un peligro a la comunidad de los Estados Unidos, será estatutariamente inelegible para una concesión de asilo.

Finalmente, como expresado anteriormente, el asilo todavía puede denegarse a la discreción de la corte (por ejemplo si un extranjero ha usado documentos falsos, tiene muchos arrestos aunque ninguna condena, ha mentido al USCIS, etc.).

Aun cuando el asilo es denegado a la discreción de la corte, todavía puede ser posible evitar la deportación, desde que esta revelación es obligatoria, no discrecional. Un solicitante que ha sido concedido sólo el aplazamiento de deportación puede permanecer en el país y puede obtener la autorización de empleo. Pero este estatus no le llevará a la residencia permanente, y el USCIS todavía puede intentar deportar al extranjero a un tercer país que quisiera aceptarlo.

La solicitud

La solicitud se entrega al USCIS con el formulario de inmigración I-589, junto con dos fotografías de cada solicitante mayor de catorce años. No hay ninguna cuota para archivar una solicitud de asilo; sin embargo, la nueva ley permite al servicio de Inmigración establecer una cuota si desea. Usted debe incluir otros documentos con la solicitud para apoyar su caso. Esto puede incluir las declaraciones juradas, artículos de noticias, informes del país, y otras pruebas de persecución.

Hay dos maneras de solicitar el asilo. La primera se conoce como una solicitud afirmativa. El/la extranjero(a) archiva su solicitud directamente con la unidad de asilo de Inmigración, antes de ser puesto(a) en los procedimientos del expulsión. El/la solicitante es entrevistado(a) para la solicitud de asilo, y puede ser acompañado(a) por un abogado.

La segunda manera es una solicitud defensiva. En esta situación el/la solicitante está en el proceso de deportación y entrega su solicitud de asilo para evitar ser deportado. La solicitud se presenta ante el juez de inmigración, y requiere la misma evidencia que una solicitud afirmativa. Si el juez de inmigración aprueba la solicitud, el/la asilado(a) puede solicitar el ajuste de estatus un año más tarde. Si la solicitud es denegada, el/la solicitante puede archivar una apelación a la junta de Apelaciones de Inmigración.

La solicitud se puede evaluar de tres maneras:

(1) La solicitud puede aprobarse. Si la solicitud es aceptada, el solicitante ya se llama un asilado y puede solicitar el ajuste de estatus para obtener la residencia permanente un año después de obtener el asilo. Además, el/la esposo(a) y los/las hijos(as) del asilado son incluidos en la solicitud de asilo, y también se les puede conceder el asilo. Si el/la esposo(a) y los/las hijos(as) están fuera de los Estados Unidos, los aislados deben entregar el formulario de inmigración I-730 con el centro de servicio apropiado. Una vez aceptado, será enviado al consulado del extranjero donde el/la esposo(a) y los/las hijos(as) pueden recibir las visas de refugiado.

(2) Si el solicitante tiene estatus legal y el USCIS desea denegar el caso, le debe mandar al solicitante una explicación de por qué piensa denegar el caso. Se dan 16 días para refutar los argumentos. Si la refutación no es suficiente, la solicitud será denegada. Sin embargo, el solicitante todavía puede permanecer en el estatus de visitante legal.

(3) Si el solicitante no tiene estatus legal, y el USCIS no aprueba la solicitud, el caso será referido a un juez de inmigración para que éste evalúe la solicitud.

Avisos importantes sobre el proceso de solicitar el asilo

La Ley de Inmigración de 1996 ha hecho algunos cambios significativos en el proceso de solicitar el asilo:

Una persona que busca solicitar el asilo debe hacerlo dentro de un año de la fecha de su entrada en los Estados Unidos. Además, aquéllos que están en los Estados Unidos desde antes del 1 de abril de 1997 deben entregar la solicitud antes del 1 de abril de 1998. La única excepción es si el extranjero puede demostrar circunstancias cambiadas en el país del extranjero que afecten materialmente la elegibilidad del solicitante para el asilo, o que el extranjero fue incapaz de entregar la solicitud a tiempo debido a circunstancias extraordinarias.

La ley deniega el asilo a cualquiera que haya solicitado el asilo previamente y cuya solicitud haya sido denegada, y a cualquier extranjero que haya sido declarado culpable de un delito grave.

Si se determina que un extranjero ha hecho una petición frívola para el asilo, el extranjero será permanentemente inelegible para cualquier otro beneficio bajo las leyes de inmigración.

Un solicitante de asilo no tiene derecho a la autorización de empleo, pero el Procurador General puede permitirlo por regulación.

Un abogado puede representar a un solicitante de asilo, con tal de que esto no le cueste ningún gasto al Gobierno.

Finalmente, no hay ninguna revisión judicial de rechazos o determinaciones relacionados específicamente con las solicitudes entregadas después de la fecha límite, determinaciones relacionadas con el establecimiento de residencia en un tercer país, las solicitudes entregadas después de un rechazo anterior, y los rechazos relacionados con un hallazgo de actividades a favor del terrorismo.